Acerca de la jubilación en la AFT

Los miembros jubilados de la AFT están en primer plano en las campañas legislativas nacionales y estatales de nuestra unión, a fin de reconocer sus servicios mediante una jubilación segura, saludable y productiva.

Los miembros de la AFT que se jubilan tienen garantizada una membresía de por vida en la unión nacional tan pronto como la unión local actualiza el estado de "trabajador" a "jubilado, activo" en los informes de membresía enviados a la AFT.

As a retired AFT national member, you will receive the same AFT newsletter you got while you were a working member and you will maintain access to most AFT + member benefits. Incluso puede sacar aún más provecho de su membresía participando en las actividades de la división para jubilados local, regional o estatal. En primer lugar, averigüe si la filial local cuenta con una división para jubilados o con un programa específico para jubilados; hay más de 100 divisiones para jubilados de la AFT en todo el país. Al pertenecer a una división para jubilados, estará en buena compañía, ya que hay casi 250,000 jubilados de la AFT a nivel nacional.

En las oficinas nacionales, el programa de la AFT para la jubilación brinda información y defensoría a los miembros jubilados. El personal legislativo y de programas de la AFT hace el seguimiento de asuntos nacionales clave que afectan a los miembros jubilados, defendiendo nuestras posturas en asuntos críticos como el Seguro Social y Medicare ante miembros del Congreso y personal de la Casa Blanca. Usted puede apoyar estas iniciativas convirtiéndose en un activista electrónico de la AFT y manteniéndose actualizado sobre la legislación que lo afecta. Simplemente, inscríbase para recibir el boletín para jubilados de la AFT.

Los jubilados de la AFT trabajan para afianzar la educación pública, la salud, los servicios públicos y sus profesiones; luchan para mejorar los programas federales clave, las jubilaciones tradicionales y la cobertura de salud para los jubilados actuales y futuros. Los jubilados de la AFT trabajan por una reforma verdadera en la educación: una reforma que proteja a las escuelas públicas de programas como bonos escolares, créditos fiscales para el pago de matrícula y otras formas de privatización que priorizan las ganancias privadas por sobre la educación de los niños.

La Alliance for Retired Americans, una filial de la AFL-CIO que cuenta con 4 millones de miembros, también ofrece oportunidades para permanecer activo. Todos los jubilados de la AFT automáticamente son miembros de la alianza nacional y no deben pagar. La alianza ya ha fundado filiales estatales en 30 estados y planea, con el tiempo, expandirse a todos los estados. La alianza, una organización de base destacada para estadounidenses mayores, ha sido líder en las batallas recientes por el Seguro Social y Medicare y cumple una función clave en las elecciones nacionales, estatales y locales.